Wiegand - Noticias

Tanteando el futuro

Este es el lema del programa de estudios y orientación profesional “Hessen-Technikum”, dentro de cuyo marco se brinda a las mujeres jóvenes la oportunidad de adquirir experiencia en una combinación de estudios de prueba en la Hochschule Fulda y el correspondientes prácticum de tres meses en dos empresas del sector de CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) para que así cuenten con una visión real del día a día de la profesión.

En octubre del año pasado, una mujer joven tuvo de nuevo la oportunidad de realizar un prácticum de tres meses en nuestra empresa para orientarse sobre el rumbo que podía tomar su futura profesión. Durante todo este tiempo tuvo el apoyo de su mentora, la señora Jahn.

La “aprendiz de técnica” empezó su prácticum en nuestro departamento de construcción. En este estuvo también involucrado otro trabajador, que actuó como “asesor técnico“. Durante los primeros días, la señora Petters adquirió conocimientos sobre el programa CAD “Creo Parametric” y además realizó ejercicios prácticos en el PC. Aunque no pasó mucho tiempo hasta que se le confió el desarrollo de diseños “importantes para la empresa”.
“Además de contenidos sobre diseño y construcción, también he aprendido mucho sobre el manejo de ordenadores y sobre todo como nombrar y archivar archivos dentro de un sistema estandarizado. Todo esto, definitivamente, me ayudará muchísimo en mi día a día. Han confiado bastante en mí, quizás incluso más de lo que yo misma hubiera esperado. Por otro lado, aún así, en ningún momento me he sentido desbordada. Se me ha llevado hasta mis límites, pero en sentido positivo“; esto es lo que nos ha contado nuestra “aprendiz de técnica” sobre su trabajo en el departamento de construcción.
Después, continuó realizando tareas en diferentes naves industriales de la empresa. “Tuve la oportunidad de conocer y entender a mi “contrincante” en la construcción, supe cual es el desarrollo de las etapas, desde la idea hasta el producto final, y adquirí múltiples destrezas. Aprendí a manejar la taladradora y diversas herramientas manuales, como pies de rey, limas, granetes y roscadoras. Asimismo, trabajé con diversos materiales, sobre todo aluminio, acero fino y acero negro.”
Las tareas como el corte de chapas con la cizalla de guillotina o su desbarbado con una amoladora de ángulo, así como la producción de perfiles en H y rieles en U también formaron parte de mi trabajo.
“Todas las tareas que tuve que llevar a cabo las pude realizar con cierta independencia y pude adquirir así muchos conocimientos prácticos. Se confió mucho en mí y, aún así, no me sentí sola en ningún momento, ya que cuando tenía dudas, podía aclararlas en cualquier momento“; esta es la valoración que hizo la señora Petters de su prácticum.

La señora Jahn, la mentora responsable en la empresa, también realizó sus estudios en el sector CTIM.
“Me alegra mucho poder ayudar a otras chicas. Justamente, me encanta motivar a mujeres jóvenes que quieren tener una profesión/estudios técnicos. La formación técnica ofrece numerosas oportunidades de futuro profesional. Solamente en nuestra empresa vemos el gran número de diferentes sectores que abarcan los estudios técnicos –ingeniería mecánica, construcción, electrotécnica y mucho más. En el sector de la técnica uno se tiene que estar formando continuamente, lo que favorece la alternancia. Justo en nuestra empresa siempre hay nuevas tareas que afrontar, con lo que el día a día se convierte en algo emocionante y permite disfrutar del trabajo. Además, soy de la opinión de que hombres y mujeres tienen formas de trabajar muy diferentes y que la combinación de ambas produce unos resultados óptimos. Mi tarea como mentora en el Hessen-Technikum es elaborar un plan de desarrollo adecuado para la aprendiz de técnica y estar a su lado como primera persona de contacto. Creo que el Hessen-Technikum es una buena opción para que las chicas tengan la oportunidad de probar las profesiones CTIM antes de empezar a cursar estudios directamente después de haber hecho el bachillerato o de haber hecho la selectividad, y que, después, lo dejen. Al fin y al cabo, nadie está seguro de que los estudios que ha elegido y el posible trabajo posterior será lo que realmente esperaba realizar en un futuro”, nos cuenta la señora Jahn.

Si le interesa la técnica, pero encuentra las ciencias naturales igual de emocionantes, y aún no sabe qué camino escoger, infórmese en www.hessen-technikum.de

Scroll