Wiegand - Noticias

Los toboganes de Waldwipfelweg; fabricados en St. Englmar

El Waldwipfelweg de Maibrunn, que cuenta con una ruta de naturaleza, una ruta de ilusiones ópticas y cuevas sensoriales y la “Haus am Kopf” (“la casa patas arriba”) es un destino de senderismo muy apreciado de los bosques de Baviera. Los visitantes pueden contemplar y disfrutar de las amplias vistas del entorno desde hasta a 30 m de altura, y, naturalmente, contemplar desde lo alto las cimas de los bosques con su interesante fauna.

Esta instalación sin barreras de 370 m de largo, ahora se ha ampliado con otra atracción estelar:

En su recorrido se ha montado una torre de aprox. 23,5 m de alto, siete pisos y tres plataformas intermedias, lo que ahora permite unas vistas aún más extensas y lejanas a más de 50 m de altura, siempre que no se tenga vértigo, claro está. Los que quieran evitar el largo recorrido de vuelta de aprox. 525 m de longitud desde lo alto y hasta la ruta propiamente dicha, pueden optar por los diferentes rocódromos del interior de la torre o incluso por los dos toboganes de nuestra casa.

Un tobogán giratorio de 47 m de largo con un diseño de tubos cerrados con ojos de buey serpentea desde el interior del quinto piso de la torre.

El segundo tobogán es un tobogán con curvas de 53 m de largo y una cubierta de policarbonato.

Un semáforo se encarga respectivamente de que la salida sea segura. Las alfombrillas hacen que el viaje por los toboganes y también la llegada a Waldwipfelweg sean seguros por las salidas de los recorridos de 4,7 m o 9,9 m.

Scroll