Wiegand - Noticias

Finalizamos un proyecto gigante en Chequia

Dolni Morava es una pequeña comunidad checa con apenas 300 habitantes que viven a los pies de la montaña nevada Glatzer, muy popular entre los turistas. Durante las estaciones cálidas, los senderos y carriles bici atraen a los visitantes hacia Dolni Morava, en invierno dan paso a telesquíes y pistas de esquí. La infraestructura turística no ha parado de crecer en los últimos años para dar respuesta a la creciente demanda del flujo de visitantes, que no para de crecer.

Desde el 2011, en este lugar, ya funciona con mucho éxito un Alpine Coaster de Wiegand. En el año 2015 se construyó una pasarela espectacular con unas impresionantes vistas sobre la montaña nevada. Además, cuenta con el parque acuático Mamut para niños, así como con un museo militar.

Debido al desarrollo positivo del turismo y a que sus instalaciones son un lugar muy frecuentado, el explotador del Alpine Coaster, Dolni Morava I, decidió construir un segundo carril para trineos, que en lo que respecta su longitud y equipamiento es digno de superlativos. La instalación tiene más de 4 km de longitud en total y, por tanto, se ha ganado uno de los 5 puestos de entre los carriles para trineos más largos del mundo. Apenas a 3000 m de la cima de la montaña. Seis puentes, tres círculos, así como numerosas curvas y saltos hacen del viaje un auténtico viaje de aventuras. El desnivel de 362 m se supera con tres sistemas de ascensores. Dispone de más de 100 trineos para los viajeros. El sistema de control de la distancia hace que la seguridad técnica sea posible. Esta construcción se completa con un sistema de aparcamiento para los numerosos trineos.

Vistas de la imponente instalación

Delante, el tobogán y uno de los tres círculos, cuyo diseño se ha combinado con el de la pasarela que está al fondo

Scroll