Wiegand - Noticias

Estreno del Alpine Coaster en Ucrania

Bukovel en los Cárpatos Orientales, a unos 50 km de los Cárpatos rumanos y a unos 100 km de las fronteras de Hungría, Eslovaquia y Polonia, es la mayor estación de esquí y de montaña de Ucrania, con sus 68 km de pistas y más de 20 remontes. Se extiende sobre varias montañas alrededor del pueblo de Poljanyzja. La montaña más alta es el Dowha, con sus 1.372 m de altura. Lejos de las numerosas pistas también hay mucho más que hacer por aquí: En Bukovel, además de visitar la pista de hielo, tambián se puede dar un paseo en trineo de perros o gozar de una excursión en moto de nieve. Una experiencia especial es el "Bike Zip": Aquí se viaja - con plena seguridad, por supuesto - en bicicleta sobre una cuerda de 560 m de longitud sobre el Lago Molodosti, donde también se pueden ejercer numerosos deportes acuáticos, como el esquí acuático o el waterboard.

A pesar de la amplia gama de ofertas, este listado amplio no está completo sin el Wiegand-Alpine Coaster, sin duda alguna. En septiembre de 2019 comenzó el montaje de esta atracción verdaderamente excepcional:

Al principio, los huéspedes se desplazan 600 m con el elevador, a través de una zona boscosa entre dos remontes en el borde de una larga pista, hasta la estación, ubicada a 172 m más arriba. Una vez en la cima, les espera una fantástica vista sobre el pueblo y las montañas circundantes. Pero los trineos no tienen mucho tiempo para disfrutar esta vista, ya que ahora deben bajar por la pista de 1435 m de largo, repleta de puntos culminantes.

A través de numerosas curvas, arcos y aún más saltos, los huéspedes tienen que superar unos 700 m por el bosque y cruzar un puente de 30 m de largo antes de llegar a la primera rotonda doble, que tiene unos 100 m de largo y unos 14 m de alto. Tras una breve fase de recuperación, en la que los aficionados al trineo pasan por una curva y un arco, la siguiente rotonda ya les está acechando.

Pero todos aquellos, que piensan que ahora sólo "lo facilito" está a la orden del día, están equivocadísimos, puesto que sólo un poquitín más adelante, cruzando un puente de 10 m de longitud, la segunda rotonda doble aporta aún más de “action” a la gira. Aquí se erigió un pilón de 18 m de altura - un récord en los anales del Wiegand-Alpine Coaster. En el valle, algunos de ustedes saldrán del trineo con las rodillas temblando.

Finalmente, se recorren tres curvas más, antes de pasar la rotonda de almacenamiento y entrar en la estación. No solamente el recorrido espectacular de esta pista y la doble rotonda, con su extrema altitud, hacen que la instalación sea tan extraordinaria, sino que también los dos sistemas de aparcamiento para los 72 trineos, uno en la estación de montaña y el otro en la estación de valle, no son nada habituales.

Además de estos muchos platos fuertes, que aportan un extraordinario placer de conducción, por supuesto, no hay que descuidar la seguridad: El control de distancia garantiza la mayor seguridad posible también en este caso.

Scroll